• Elena Caraballo

Depresión. ¿Cómo reconocerla?¿Cómo ayudar a un familiar o amigo que la padece?

Escrito por Elena Caraballo Ruiz-Berdejo.

Psicóloga general sanitaria.






Trastorno depresivo mayor

La depresión es un trastorno del estado de ánimo. Se caracteriza por:

Síntomas anímicos:

- Estado de ánimo depresivo o tristeza patológica durante la mayor parte del día. Se manifiesta por abatimiento, pesadumbre, infelicidad e incluso irritabilidad;

Síntomas motivacionales:

- Anhedonia, es decir, disminución del interés al realizar casi todas las actividades y disminución de la capacidad para experimentar emociones agradables o positivas; apatía e indiferencia. Esto puede llevar a descuidar y abandonar estudios o trabajos.

Esta tristeza y/o anhedonia se acompaña de otros síntomas como:

Síntomas físicos:

- Problemas de sueño: la mayoría de las personas con depresión sufren de insomnio, pero un pequeño porcentaje presenta hipersomnia.

- Pérdida de peso y disminución en el apetito (a veces, aumento del apetito).

- Disminución del deseo y la actividad sexual

- Fatiga o pérdida de energía

- Molestias corporales difusas: dolores de cabeza y de espalda, náuseas, problemas gastrointestinales, etc.

Síntomas comportamentales:

- Agitación

- Retardo psicomotor

- Disminución del nivel de actividad

Síntomas cognitivos:

- Pérdida de autoestima

- Autodepreciación: sentimientos de inutilidad, incompetencia e incapacidad.

- Sentimientos de culpa excesivos o inapropiados

- Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse y de tomar decisiones.

- Desesperanza: visión negativa y pesimista de sí mismo, del mundo y del futuro.

- Pensamientos recurrentes de muerte o ideación suicida

Síntomas sociales:

- Disminución del interés por los demás

- Deterioro de las relaciones sociales

El trastorno depresivo mayor se mantiene en el tiempo y para que pueda ser diagnosticado, estos síntomas deben presentarse al menos durante 2 semanas.

La depresión es uno de los cuadros clínicos más frecuentes. También es uno de los más complejos y heterogéneos y las manifestaciones varían mucho de una persona a otra.

La depresión concurre frecuentemente con otros trastornos como los trastornos de ansiedad, las adicciones, los trastornos psicosomáticos, etc.


¿Qué hacer para ayudar a una persona cercana con depresión?

- Si la persona está pensando en suicidarse, debes llamar a un número de emergencias de inmediato o llevarlo a urgencias.

- Observa qué síntomas presenta y con qué frecuencia y haz una lista.

- Conversar con él/ella sobre su depresión. Coméntale que has notado que está pasando por un mal momento, que quieres ayudarle e intenta que te cuente cómo se siente.

Durante estas conversaciones, escucha atentamente, sé paciente y comprensivo. No juzgues y evita los ataques, reproches y confrontaciones. Ten en cuenta que es muy difícil abrirse a otra persona y más cuando se siente tan vulnerable.

- Dile comentarios de apoyo como “No estás solo”, “Vamos a ayudarte”, “Con ayuda profesional, te vas a ir sintiendo cada vez mejor”. Intenta usar un lenguaje positivo y esperanzador.

- No niegues ni minimices el dolor y los sentimientos de tu amigo/familiar. No le hagas sentir culpable por sentirse así.

- Evita hacer comparaciones, dar consejos o decirle lo que crees que debería hacer. Mejor, pregúntale qué puedes hacer para ayudarle a que se sienta mejor.

- Explícale que la depresión es un trastorno clínico importante que debe ser tratado por un profesional. Haz que entienda que el tiempo no lo cura todo y que necesita tratamiento.

- Anima y ayuda a esa persona a buscar ayuda de profesionales de la salud mental (psicólogos y psiquiatras). Puedes ayudarlo a dar el paso de coger una cita y acompañarlo a la primera sesión.

- Intenta mantener el contacto y hacerle compañía todo lo que puedas para que la persona no se aísle. Anímale a salir de casa y estar al aire libre (ej.: pasear) y a hacer actividades juntos.

- Ten paciencia y dale apoyo. Lo mejor es simplemente estar ahí.

- Infórmate y aprende todo lo que puedas de la depresión. Así evitarás estos errores y derribarás prejuicios.

- Entiende que la depresión es una enfermedad y no te tomes lo que te diga de manera personal. Te necesita.

- Recuerda tomarte un tiempo para cuidarte a ti mismo y distanciarte del problema y no te sientas culpable por ello. Para ayudar a alguien, primero tienes que estar bien tú mismo. Busca ayuda psicológica para saber llevar mejor la situación.

Entradas Recientes

Ver todo

Tlf.: 722 75 29 15

Calle Francisco Silvela, 69, 1ºB. 28028, Madrid.

Paseo General Martínez Campos, 15, 1 izq. 28010, Madrid.

  • Negro del icono de Instagram

©2019 por Elena Caraballo Ruiz-Berdejo