• Elena Caraballo

Reforzar la relación de pareja: 7 formas



Reforzar la relación de pareja: 7 formas



Reforzar la relación de pareja es un desafío que requiere motivación, comprensión, esfuerzo y respeto.


A veces le damos más importancia a la cantidad de afecto que a la calidad. Nuestro objetivo no debería ser obtener grandes cantidades de amor, sino conseguir que este sentimiento sea cada vez más profundo y sólido.


Mantener y reforzar la relación debe ser una prioridad. Hacer que la relación sea más satisfactoria no es fácil. Reforzar la relación significa aumentar la calidad y la profundidad del vínculo que se tiene con la pareja y esto requiere esfuerzo y perseverancia.


En este artículo se presentan 7 formas de reforzar la relación de pareja. Se tratan de actitudes que promueven la confianza, la intimidad y la valoración recíproca.





7 formas de reforzar la relación de pareja


1. Respetar los intereses de la otra persona


Parece evidente, pero no lo es. En teoría, sabemos que es importante, pero en la práctica no siempre lo hacemos. Sobre todo, cuando nos sentimos excluidos de esos intereses o entran en conflicto con los nuestros.


No coincidir en todo es saludable, pero deja de serlo cuando estas diferencias crean resentimiento o provocan un deseo de control del otro.


2. Aceptar el carácter de la pareja


Aceptar de verdad significa no querer cambiar a la otra persona y respetar sus tiempos. Todos tenemos defectos y limitaciones que pueden molestar.


A veces intentamos cambiar a nuestra pareja, mientras esperamos que nuestro compañero/a nos acepte por completo, con virtudes y defectos.


Para reforzar la relación hace falta renunciar al deseo de cambiar aquello que no nos gusta de nuestra pareja. No se trata de reprimirse ante sus comportamientos, sino de entender que forman parte de su historia de vida.


3. Saber escuchar


A veces no escuchamos o escuchamos juzgando a la otra persona. Hay que escuchar con el corazón abierto.


La escucha coincide con la capacidad de entender a la otra persona con sus circunstancias, no con las nuestras. Una persona que se siente escuchada, se sentirá motivada a escuchar a los demás. Una buena comunicación es la clave de cada relación.


4. Concentrarse en las virtudes de la pareja y no en sus defectos


Al principio de la relación vemos solo las cualidades de la pareja. Pero esto cambia con el paso del tiempo y algunas personas empiezan a concentrarse solo en los defectos del otro.

Para mejorar la relación de pareja, deberemos impedir que esto ocurra. Con una actitud receptiva y positiva, nos daremos cuenta de los beneficios de enfatizar las virtudes del otro. Esta actitud también hará más probable que nuestra pareja cambie a su vez de actitud.


5. Dar lo mejor de sí


Las personas tenemos diversas facetas, a veces muy distintas entre sí. No somos máquinas y nuestra identidad es de cierta forma inestable, dado que está sujeta a las circunstancias.


Es necesaria la comunicación con la pareja para entender si no consigue algo y por qué. No hay por qué cuestionar las intenciones o comparar sus esfuerzos con los nuestros. Cada uno podemos dar más o menos de nosotros mismos en diferentes circunstancias. Entender esas circunstancias nos permitirá ayudar mejor a la pareja.


6. Reconocer los esfuerzos de la pareja


La vida no es fácil para ninguno, pero se hace más fácil cuando la compartimos con alguien. Lo que esperamos de la pareja es que nos acompañe y que nos ofrezca su mano.


Reconocer los esfuerzos de la otra persona infunde felicidad y gratitud, impulsando a seguir mejorando. La aprobación y la confianza son sentimientos motivantes y acercan a los miembros de la pareja. Es una de las mejores formas de mejorar la relación.


7. Mostrar afecto con palabras y acciones


Es una pena que muchas personas piensen que mostrar afecto sea meloso o cursi.

Desde que nacemos, todos necesitamos demostraciones de afecto de los demás, como si fuera un alimento emocional que nos hace más fuertes.


Las demostraciones de amor no son solo para los momentos difíciles, sino que deben ser cotidianas.


No se tiene por qué usar palabras empalagosas, basta con gestos que demuestran que la pareja es alguien especial para nosotros.




Construir un amor fuerte y sano enriquece nuestra vida, mejora nuestra salud mental y física y nos hace mejores personas. Vale la pena aprender a mejorar la relación de pareja.




Para desarrollar un amor maduro, sabio y responsable necesitamos trabajar en cuatro dimensiones esenciales: el cuidado, la responsabilidad, el respeto y el conocimiento.

– Erich Fromm




Escrito por Elena Caraballo

Psicóloga General Sanitaria

Entradas Recientes

Ver todo

Tlf.: 722 75 29 15

Calle Francisco Silvela, 69, 1ºB. 28028, Madrid.

Paseo General Martínez Campos, 15, 1 izq. 28010, Madrid.

  • Negro del icono de Instagram

©2019 por Elena Caraballo Ruiz-Berdejo